REMORDIMIENTO

Almas Perdidas (I)

Nadie escapa a su propia conciencia

F. J. Beristain

PREMIO FOROLIBRO 2.018

RESEÑA DE MIQUEL SANCHIS AUTOR DE “NO FUE UN BOLERO DE AMOR”

Terminada hace un momento Remordimiento de F. J. Beristain y debo decir que estoy en shock. La novela me ha tenido atrapado entre sus páginas desde que la empecé el jueves por la noche. Incluso he soñado con ella.
En el libro cohabitan dos tramas: el asesinato de un señor a manos de un joven que se inculpa y un secreto del protagonista que vuelve a su vida. Dos tramas que van de la mano, que se complementan, que están tramadas de manera soberbia.
No sabría decir un género. Sería novela negra, policíaca y thriller psicológico.
Estamos ante un autor que juega con las palabras como un verdadero maestro, que describe como pocos y con unos diálogos (me encantan) que son reales, nada forzados.
Personajes que se hacen carne delante de nosotros de tan bien definidos que están.
Historia certera, giros de guion maravillosos, sorpresas que no te esperas, de esas que te dejan con el alma en vilo. Y un final apoteósico.
Y tiene algo que la hace especial; y es que innova diferenciándose de muchas novelas policíacas que son muy parecidas entre ellas.
Ni os lo penséis. Debéis leer este NOVELÓN.
Gracias por semejante brutalidad.

Por qué leer "Remordimiento"

— F. J. Beristain, tras su Opera Prima, ya ha sido comparado con autores de la talla de María Dueñas, Lorenzo Silva o el desaparecido Carlos. R. Zafón.

— "Remordimiento" ha sido elegida por el Blog independiente FOROLIBRO como la mejor novela del año.

— Siendo una novela de género, su innovadora construcción la diferencia de ese mismo género policíaco y de suspense.

PREMIO FOROLIBRO 2.018

SINOPSIS

Finales del siglo XX.

Es noche cerrada, como de brujas. Llueve con furia. Un padre y su hijo caminan hacia el viejo faro de Getaria. El padre porta sobre el hombro un cuerpo envuelto en una sábana. Su hijo de 11 años camina a su lado arrastrando una vieja pala. Deben enterrar el cuerpo bajo las flores hindúes de la esperanza.

Esa misma noche, cerca de allí, Julián comenzará a ser perseguido por el fantasma de una niña.

10 años después

Un joven entra a altas horas de la madrugada en la insignificante comisaría en Getaria. Lleva una bolsa colgada de la mano y su mirada está perdida. Ante el asombro del policía de guardia, confiesa que ha machacado la cabeza de un tipo en el embarcadero.

Nunca había ocurrido nada así en Getaria.

La autopsia es cristalina en sus resultados: la crueldad desplegada ha sido despiadada y brutal. Podría afirmarse que el crimen ha sido obra de un perturbado o de un ser carente de humanidad alguna.

Julián, que ha regresado a Getaria tras una década de ausencia, ha sido contratado como sicólogo y colaborador de la policía local. Lo que se prometían mediaciones en riñas vecinales se ha trasformado en un cruento e incomprensible crimen. No hay pistas. No existen motivos. Sólo un joven que, tras inculparse, ha caído en un total mutismo.

Tras la primera exploración del muchacho, Julián está totalmente desconcertado. El interrogatorio ha sido un galimatías de extraños y crípticos razonamientos imposibles de entender. Además, el joven no responde a ninguno de los perfiles psicológicos estudiados, aunque es evidente que tiene una mente en extremo intuitiva.

Con el tic tac del reloj pisándole los talones, ya que las elecciones locales están a la vuelta de la esquina y el alcalde quiere cerrar el asunto con rapidez, Julián deberá profundizar en la psique del chico y descubrir qué motivos se ocultan tras la innecesaria violencia desplegada…

Una absorbente trama psicológica que se destila desde el fondo de la mente de un asesino.

Un relato trepidante que se desarrolla en un pueblo que desde hace mil años brega con uno de los océanos más feroces y perversos del mundo. Un pueblo de gentes desconfiadas y supersticiosas que creen desde siempre que es Getaria quien les da y les quita el aliento. Un pueblo antiguo que dio a luz a Juan Sebastián ElCano: primer marino con el carácter suficiente para dar la vuelta al mundo.